ocho cualidades arquitecto
ocho cualidades arquitecto

Categoría: Arquitectos, Sanahuja&partners

04 /05/2016

Ocho cualidades que todo buen arquitecto debe tener


Quieres poner en marcha un proyecto de arquitectura o interiorismo y necesitas contar con la ayuda y asesoramiento especializado de un buen arquitecto. Si es así, deberás tener en cuenta una serie de cualidades, que, desde el punto de vista de Sanahuja & Partners, todo arquitecto debe tener.

El proyecto de tu vida, en las mejores manos

La arquitectura influye en nuestro día a día. Impone barreras, guía pasos, o abre caminos. Es por ello por lo que la figura del arquitecto cobra gran relevancia, pues su trabajo articulará la forma que tendremos de movernos por el espacio que habitamos.

En sus manos delegamos el proyecto de nuestra vida, ya sea un proyecto de vivienda unifamiliar, TU vivienda; el diseño de unas oficinas, TU lugar de trabajo; o el diseño de un hotel moderno, TU negocio en un futuro. Y éstas deberán ser las mejores manos.

Su claro compromiso deberá ser el de construir para cada persona proyectos con alma y corazón, con premisas de habitabilidad, humanismo y rigor, permitiendo a cada ser habitar en el corazón de uno mismo.

Los valores

1. Pasión por crear

Porque la única forma de hacer un trabajo excelente, es hacer lo que amas. El arquitecto crea, imagina y convierte las ideas en realidad, aportando todo su talento para concebir espacios que mejoren el modo de vida. El proyecto de un edificio o un diseño de interior debe ser capaz de sorprender por su unicidad, complejidad y vanguardia, pero también por su capacidad para ser útil y funcional.

2. Obsesión por el detalle

Porque la diferencia entre un trabajo ordinario y uno extraordinario es ese pequeño EXTRA que el profesional aporta en forma de detalles: interpretando planos, formas y líneas, y cuidando de que cada concepto sea percibido con suma claridad.

Detalles que también deben plasmarse en la perfecta elección de los materiales integrados en cada proyecto, así como los acabados, pudiendo determinar cuál es instalación idónea para cada espacio.

3. Trascender las ideas para interpretar los espacios

Porque dominar la interpretación de los espacios permite ir más allá de ellos. Formación y experiencia son las bases que permiten visualizar los proyectos de forma integral, ofreciendo soluciones óptimas para la arquitectura y dando vida a proyectos con carácter innovador, sin dejar de lado la habitabilidad.

4. Cada proyecto es único

Porque cada persona es irrepetible. La competencia del arquitecto para optimizar los espacios, otorgan un cariz único a cada proyecto.

5. Visión de futuro

Porque tener una visión es tener un destino. El arquitecto debe ser un visionario, un profesional capaz de interpretar de forma anticipada la realidad y su entorno, estando al día de las tendencias, incluso tratando de crearlas anticipándose a ellas.

6. Creatividad

Porque la arquitectura es creativa por definición, porque la lógica conduce del punto A al punto B, pero la creatividad puede conducirte a cualquier parte.

Asimismo, arte y arquitectura se fusionan al ser capaces de aplicar a sus diseños las técnicas artísticas más innovadoras.

7. La tecnología al servicio de la vida

Porque la vida no debe adaptarse a la tecnología, sino más bien ser ésta una herramienta al servicio de la misma.

El uso de la tecnología es crucial para todo profesional de la arquitectura. Y es que ésta ha supuesto toda una revolución en este campo. Los más avanzados programas de diseño 3D e infografía, permiten visualizar los proyectos casi al completo desde el primer momento, y planificarlos con mínimo margen de error. Dominarla es garantía de futuro.

8. Compromiso con el cliente

Porque la personalización y el asesoramiento debe ser el hilo conductor que dé origen a cada proyecto.

Contratar un arquitecto es una decisión y, también toda una inversión que, además, permitirá revalorizar el proyecto e incrementar el valor del inmueble. Y es por ello por lo que el arquitecto debe asesorar, informar y proponer, valiéndose de su experiencia para ayudar al cliente a tomar decisiones y adquiriendo el máximo compromiso, rigor y profesionalidad.