Vista exterior
Vista exterior

Categoría: Clásicos de la arquitectura, Arquitectura, Arquitectura residencial

07 /04/2015

LUIS GAY RAMOS. EDIFICIO ARRUFAT. Villarreal. Castellón. 1963.


LUIS GAY RAMOS. EDIFICIO ARRUFAT. Villarreal. Castellón. 1963.

 

Mientras que a principios de los sesenta en Castellón se está practicando una arquitectura que sigue corrientes neocasticistas y neoclasicistas, algunos arquitectos inspiran sus obras según líneas racionalistas basadas en las obras del movimiento moderno, especialmente en Le Corbusier y Mies van der Rohe. Este es el caso del arquitecto valenciano Luis Gay Ramos.

 

Luis Gay Ramos ( Valencia , 1912 - 1996 ), tras licenciarse en Ciencias Exactas, culminó los estudios de Arquitectura en la Universidad madrileña en 1.940 . Los años de la posguerra trabajó para la Dirección General de Regiones Devastadas en la rehabilitación de poblaciones rurales, en especial en la zona del Alto Palancia , y en la reconstrucción de edificios religiosos, como la Catedral de Segorbe, Seminario Conciliar y Palacio Episcopal así como el Palacio del Duques de Segorbe restaurado para adaptarlo como Casa Consistorial. 

 

 A finales de los años 50 fue introduciendo en las sedes obras factores de sencillez y racionalidad inspirados en el Movimiento Moderno . La idea de que el espacio es la esencia de la Arquitectura resultó un descubrimiento que le permitió interpretar en términos espaciales la arquitectura de todas las épocas.  En la última parte de su vida profesional,  una vez asimilados por completo las enseñanzas de la Bauhaus y del CIAM , la elección del camino se hizo cada vez más refinada, hasta el punto de resolver los problemas arquitectónicos con una actitud más ecléctica, mezcla de racionalismo y de expresividad orgánica, sin olvidar las raíces culturales y sus propias vivencias humanas. 

 

Es la época de la Casa Arrufat de Villarreal, del restaurante de los Viveros y del Hotel Astoria de Valencia. En diciembre de 1961 ingresó como Académico de Número en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. En Villarreal todavía dejaría otra importante muestra de su estilo al diseñar la Torre de oficinas y viviendas de la Caja Rural, en la plaza Mayor de la ciudad, donde son igualmente identificables la mayor parte de los elementos arquitectónicos distintivos de la Casa Arrufat, construida en 1961 en la zona de Ensanche de Vila-real en la calle Raval de San Pascual.

 

El edificio se sitúa en un solar en esquina de forma irregular y se resuelve con un bloque de viviendas de seis plantas resuelto con una clara geometría de líneas rectas que dotan de gran unidad y orden al edificio resolviendo al mismo tiempo la esquina con gran pulcritud.

 

El lenguaje utilizado nada tiene que ver con los edificios del entorno ya que se trata de una arquitectura de investigación que huye de los planteamientos tradicionales de los edificios de la época. Este bloque de viviendas se muestra al exterior a través de una fachada determinada por el juego de intersección de líneas verticales y horizontales buscando un equilibrio. En la fachada se produce un interesante juego de materiales a través de las vigas metálicas vidrios coloreados y contraste de texturas.

 

El edificio Arrufat, con cuatro viviendas destinadas a cuatro hermanos, era una obra muy querida para su autor, sin duda debido a que dispuso de libertad gracias a la circunstancia tan poco común de contar con la total confianza de la propiedad. Por ese motivo, resulta muy significativa respecto a una manera de entender la arquitectura, ya que descubre a un profesional seguro en el manejo de las técnicas constructivas, minucioso en el diseño de los detalles, atento a la ejecución y sensible hacia el confort doméstico. 

 

El bloque, situado en esquina sobre una parcela alargada, ofrece un tratamiento muy urbano, con un mirador que indica el lugar destacado de la casa y que jerarquiza uno de los frentes, precisamente el menor en dimensiones pero que da al entorno más importante. Para la fachada lateral se dispone una equilibrada composición plana como consecuencia de la estrechez de la calle.

 

Hay que resaltar la solución del acceso ajardinado que, fiel a la cultura arquitectónica de su tiempo, quiere incorporar un fragmento natural en la ciudad, acertando en su continuidad interior y donde la escalera parece flotar sobre el reducido espacio disponible. Toda la obra muestra un gran despliegue en el uso de diferentes materiales: el entramado metálico, muy miesiano en sus perfiles de acero laminado que acusan estratégicamente líneas ortogonales y encuentros; travertino para ennoblecer paramentos; ladrillo o piedra rústica que introducen domesticidad; vidrio, a veces coloreado, donde resaltan las transparencias; y madera bien trabajada para extraer sus cálidas posibilidades de ambientación.

 

En definitiva, muestra una preferencia por indagar las cualidades de cada material, sin renunciar a sus particularidades expresivas, que se armonizan entre sí. La planta tipo desarrolla correctamente el programa de la casa, y parte la profundidad de la parcela mediante el núcleo de comunicaciones y la zona de servicio, de manera que la zona diurna está funcionalmente separada de los dormitorios. La conformidad de los usuarios con el moderno esquema distributivo y con los acabados ha garantizado un buen mantenimiento, con escasas modificaciones respecto al estado original. 

 

FUENTES:    Alberto Mengual Muñoz – Urbipedia,  Carmen Jordá  - DOCOMOMO Ibérico

 

Luis Gay Ramos
Luis Gay Ramos
Fachada a la plaza
Fachada a la plaza
Detalle fachada
Detalle fachada
Detalle fachada
Detalle fachada
Planta viviendas
Planta viviendas
Zona de entrada
Zona de entrada
Escalera
Escalera