Le Corbusier en Mallorca. 1932
Le Corbusier en Mallorca. 1932

Categoría: Clásicos de la arquitectura, Arquitectos

01 /01/1970

LE CORBUSIER EN ESPAÑA. Residencia de Estudiantes, Madrid, 1928


LE CORBUSIER EN ESPAÑA.  Residencia de Estudiantes, Madrid, 1928

Poco, por no decir nada, debe de quedar por escrutar del paso de Dalí, Buñuel o García Lorca por la Residencia de Estudiantes de Madrid. Sin embargo, hubo otros genios que iluminaron aquel foco cosmopolita de cultura, aunque se conoce menos de su estancia. Un ciclo, Correspondencias europeas. Maestros de la arquitectura Moderna, que se celebró en la Residencia, recupera la huella de seis célebres arquitectos - Le Corbusier, Gropius, Erich Mendelsohn, Theo van Doesburg, Sigfried Giedion y Edwin Lutyens - y revisa a través de su figura la arquitectura moderna del siglo XX.

Hubo un arquitecto español, Fernando García Mercadal (1896-1985), gran viajero, que conoce a los protagonistas de las vanguardias europeas, y los aglutina (en un papel similar al jugado por Pepín Bello junto a los escritores) con el fin de difundir las ideas del Movimiento Moderno. Era la España de los años 30.

Le Corbusier llegó solo a Madrid en mayo de 1928 y organizó un gran revuelo mediático. Seguramente estaba encantado, porque, según dice Stanislaus von Moos, uno de los mayores especialistas en el "el arquitecto del siglo XX", Le Corbusier fue un gran profesional de la publicidad. "Estaba obsesionado con los medios de comunicación. Cuando comenzó su carrera en París a principios de los años 20 editó una revista que utilizó como soporte para difundir sus ideas. Tenía un gran sentido de la publicidad y utilizó sus técnicas. En cierto modo, como artista-arquitecto se anticipó al mítico pintor pop Andy Warhol".

En la Residencia impartió dos conferencias: Arquitectura, mobiliario y obras de arte y Una casa, un palacio. Su arquitectura de la casa estuvo representada por la casa Cook, la villa Stein y las dos casas de la colonia Weissenhof de Stuttgart; la de las instituciones públicas por el proyecto de palacio para la Sociedad de Naciones de Ginebra; sus proyectos urbanos por su propuesta de Ciudad Contemporánea para Tres Millones de Habitantes y su aplicación en París, en el denominado Plan Voisin.

De su estancia española, que incluye corridas de toros (García Mercadal le llevó de excursión, como al resto, a Segovia, Toledo y El Escorial), dejó el texto España. Ahí escribe: "las gentes de aquí están alimentadas de las savias más admirables (árabe, judía, italiana, griega). Pienso que abundará la imaginación, y el hidalgo, elegante, hombre moderno, con clase, se asombrará, con una desenvoltura aparente, de esa austeridad apasionada que tan bien mantiene a distancia a los imbéciles".

Estando en Madrid, el maestro atiende también la llamada de su gran discípulo Josep Lluís Sert y acude a Barcelona. Lo curioso es que el recibimiento en ambas ciudades fue radicalmente distinto. En Madrid, los intelectuales, como Ortega y Gasset, le reciben con gran interés; sin embargo, los arquitectos lo hicieron con cierta tibieza, en especial Luis Lacasa, que criticaba su racionalismo formalista y del que decía que era 'un periodista y charlatán'. En cambio, en Barcelona era mucho más conocido y apreciado por sus colegas. Contaba con un peso indiscutible

Walter Gropius llega a la Residencia de Estudiantes en 1930, en calidad de fundador de la Bauhaus. No era la primera vez que viajaba a España. Lo hizo en un viaje iniciático en 1910. Aprendió el idioma (la conferencia la impartió en español) y le impactaron las grandes masas de los castillos medievales, en particular, la del Castillo de Coca, en Segovia.

Cuando Erich Mendelsohn llega a Madrid, en 1930, va a encontrar en algunos arquitectos madrileños un núcleo de seguidores: en especial Luis Martínez Feduchi, con el edificio Capitol, en la Gran Vía de Madrid y Luis Gutiérrez Soto, con el cine Barceló, hoy reconvertida en la discoteca Pachá. Ambos en la corriente del expresionismo que propugnaba Mendelsohn.

El único de estos seis arquitectos que no llegó de la mano de García Mercadal, sino del Duque de Alba, fue Edwin Lutyens en 1934. Esto se explica porque el aristócrata era miembro del Comité Hispano-Inglés, vinculado a la Residencia de Estudiantes, y les unía una gran amistad. La vinculación de Lutyens con la casa de Alba hará que colabore en la reconstrucción del Palacio de Liria bastante destruido tras la Guerra Civil.  Lutyens, que practicaba un clasicismo ecléctico, es el gran maestro de la arquitectura victoriana y llegó a Madrid a contar sus proyectos ingleses en India, y más concretamente, su planificación de Nueva Delhi. 

Le Corbusier en la Residencia de Estudiantes
Le Corbusier en la Residencia de Estudiantes
Le Corbusier en El Escorial
Le Corbusier en El Escorial
Con García Mercadal
Con García Mercadal
En el Escorial con García Mercadal
En el Escorial con García Mercadal
Con Josep Lluis Sert
Con Josep Lluis Sert
Charles Edouard Jeanneret Gris dit
Charles Edouard Jeanneret Gris dit "le Cobusier"
Exposicion conmemorativa en la Residencia de Estudiantes
Exposicion conmemorativa en la Residencia de Estudiantes