Charlotte Perriand
Charlotte Perriand

Categoría: Arquitectos, Diseño

10 /01/2015

CHARLOTTE PERRIAND: Cuando los grandes diseñadores eran hombres


CHARLOTTE PERRIAND:  Cuando los grandes diseñadores eran hombres  

 

Colaboradora de Le Corbusier, sus diseños en la sombra marcan los mejores momentos del siglo XX. Su mano femenina humanizó novísimos muebles que hoy son más influyentes que nunca.

 

Nacida en París en 1903, hija de un sastre y una modista de alta costura. En 1920 se matriculó en la escuela de l’Union Centrale des Arts Décoratifs donde durante 5 años estudió diseño de muebles. Frustrada por el enfoque basado en la artesanía y el estilo Beaux-Arts defendido por la escuela, Perriand buscó inspiración en la estética de la máquina de los coches de motor y bicicletas que veía en las calles de París.

 

En 1927, siendo una recién licenciada reunió coraje y se atrevió a llamar a la puerta del estudio de los grandes pensadores de la arquitectura de entonces para ofrecer su colaboración. “Desgraciadamente, en este taller no bordamos cojines”, le respondieron. Ella era la arquitecta y diseñadora Charlotte Perriand (París, 1903-1999), él, Charles-Edouard Jeanneret-Gris, más conocido como Le Corbusier (1887-1965). Poco después, el creador suizo visitó el “Bar sous le Toit” en el Salón de Otoño, un proyecto de Perriand que materializaba algunas ideas de Le Corbusier. Quedó fascinado y la instó a sumarse al equipo que formaba con Pierre Jeanneret, en Rue de Sèvres, como responsable de mobiliario e interiores.

 

Las cosas comenzaron a cambiar. Con Perriand, los muebles que vestían los espacios proyectados por Le Corbusier –hasta ese momento, más toscos y dispuestos en el espacio sin orden ni concierto– ocuparon el lugar que les correspondía. En los diez años siguientes, la arquitectura interior y la funcionalidad de los muebles se unificaron. Perriand, abriendo un nuevo camino entre la jungla del kitsch y déco francés de los años 20 y 30, apostó por un diseño de interiores y muebles integral que tenía en cuenta cuestiones ergonómicas, funcionales y formales.

 

Charlotte Perriand permaneció en Japón entre el otoño de 1940 y el invierno de 1942. Allí ocupó el cargo de asesor artístico para el Ministerio de Comercio e Industria. La invitación le llegó por medio de Junzo Sakakura con quien trabajó en el estudio de Le Corbusier entre 1931 y 1936.Perriand dio en Japón una serie de conferencias sobre las artes decorativas y visitó talleres y escuelas. Organizó una exposición titulada «Selección-Tradición-Creación» que tuvo lugar entre marzo y mayo de 1941 en los locales comerciales de Takashimaya en Tokio y Osaka.  Su influencia sobre el diseño japonés es palpable tras la Segunda Guerra Mundial

 

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, cuando Japón se alió con Alemania, decidió volver a París sin éxito a causa del bloqueo naval y se quedó exiliada 4 años en Vietnam. En su experiencia asiática desarrolló trabajos con bambú, de los cuales nació una reinterpretación de la LC-4, la Tokio Chaise Longue.

 

Entre 1967 y 1986 Charlotte Perriand participó en la concepción de la estación de alta montaña de Les Arcs, en el departamento de Saboya,  tanto en su arquitectura como en el acondicionamiento interior. En 1993 creó el Espacio Té para la UNESCO, inspirado en los pabellones de té japoneses. La firma Cassina reeditó parte de su mobilario a partir de 2004. Perriand se casó dos veces. La primera en 1926, un año después de graduarse y se divorcia en 1930. Su segundo matrimonio se celebró durante su exilio en Vietnam, se casó con Jacques Martin, allí también nació su hija Pernette.

 

En su época se mantuvo en un discreto segundo plano. Pero una exposición en el Centro Pompidou de París reivindicó su figura y se convirtió en la primera gran monográfica dedicada a esta creadora tras su muerte en 1999. Documentos inéditos y más de 70 piezas originales -maquetas, dibujos, fotos y una película– dieron a conocer la vida, el pensamiento y obra de una pionera silenciosa maltratada por la historia.

 

 

Fuente: “La diseñadora silenciosa” BETTINA DUBCOVSKY  Architectural Digest  15-07-2015

 

Aparador Riflesso. Show Room Naharro
Aparador Riflesso. Show Room Naharro
Silla giratoria LC7
Silla giratoria LC7
Silla Ombra Tokio
Silla Ombra Tokio
Butaca LC2
Butaca LC2
Chaise Longue LC4
Chaise Longue LC4
Biblioteca Casa de México (con Jean Prouvé)
Biblioteca Casa de México (con Jean Prouvé)
Exposición en París
Exposición en París
Casa-Refugio de montaña
Casa-Refugio de montaña