Categoría: Tendencias, Arquitectura

01 /01/1970

Cerámica: por qué integrarla en los proyectos de arquitectura


La cerámica es uno de los materiales predilectos de la arquitectura moderna. Muchos de los proyectos de arquitectura o interiorismo a nuestro alrededor cuentan con su integración en alguna de sus múltiples versiones, garantizando diseños únicos y unas amplísimas prestaciones.

Temporada tras temporada, la cerámica se sitúa en la vanguardia de las tendencias. Y es que ha sabido reinventarse y adaptarse a la actualidad de forma constante, gracias a la innovación y las más avanzadas tecnologías de producción de materiales cerámicos.

En nuestro estudio de arquitectura en Valencia, Castellón e Ibiza, Sanahuja & Partners, velamos por la integración de la cerámica en gran parte de nuestros proyectos de interiorismo, arquitectura residencial y comercial. Su calidad y adaptabilidad satisface las necesidades de nuestros proyectos, al tiempo que nos brinda sus múltiples ventajas:

-Resistencia y durabilidad

Los materiales cerámicos son un referente en cuanto a resistencia y durabilidad. Por un lado, evaden en gran medida los efectos derivados del paso del tiempo, y por otro, pueden ser sometidos a condiciones extremas. Por ello, la cerámica se ha convertido, dentro del sector de la arquitectura moderna, en opción idónea para ser integrada en proyectos de alta exigencia, tanto en interiores como en exteriores. Existen propuestas cerámicas dotadas de ultra resistencia y baja porosidad que son perfectas para cocinas o baños con alta concentración de humedad; así como para pavimentar una terraza o el entorno de una piscina.

-Versatilidad

Si hay una característica que define a los materiales cerámicos es su versatilidad. Por sus infinitas tipologías y amplitud de formatos, éstos pueden materializar un proyecto de vivienda unifamiliar, como también espacios comerciales de alto tránsito.

 Además, existen grandes formatos que satisfacen grandes proyectos, como en los proyectos de instalación de fachadas cerámicas. En la arquitectura contemporánea, este tipo de fachadas ha cobrado especial relevancia, y no sólo por la belleza y expresividad en su estética, sino también por favorecer la eficiencia energética en los edificios. Asimismo, cumplen funciones térmicas, funciones impermeables, funciones acústicas e incluso funciones de barrera de choque ante posibles incendios y ataques químicos. Una solución plenamente fructífera para la arquitectura.

-Es un material creativo

La creatividad es una propiedad que reside en la esencia de la cerámica. Sus infinitos diseños la hacen adaptarse de forma perfecta a cualquier estilo decorativo, desde los más urbanos e industriales a los ambientes más clásicos, rústicos o vintage. Además, su fidedigna imitación de los materiales naturales, unido a la gran calidad que ofrecen, la convierten en solución brillante y atemporal para la arquitectura. Desde piedras y maderas cerámicas, a suelos laminados o gres porcelánico. Las versiones cerámicas son infinitas, como también sus texturas y acabados, pudiendo incluso combinarse entre sí para crear resultados sorprendentes.

-Origen autóctono

La materia prima de la cerámica proviene de la tierra, de la arcilla. Adicionalmente, es de origen autóctono, pues gran parte de la producción cerámica de España tiene su origen en la costa mediterránea. Por este aspecto, los materiales cerámicos se convierten en destacados en nuestro despacho de arquitectura, que nos permiten crear proyectos con pura esencia y alma mediterránea.

-Fácil mantenimiento y limpieza

La cerámica es un material que no exige apenas mantenimiento, además de favorecer la fácil limpieza de las superficies. Estas propiedades suponen un valor añadido para la inclusión de los materiales cerámicos en proyectos residenciales, así como de equipamiento, diseño de oficinas o arquitectura de hoteles. Facilitar el día a día es el objetivo, como también lo es concebir proyectos con la máxima calidad, funcionalidad y adaptabilidad a la vida de las personas.