casas pasivas, que es una casa pasiva, arquitectura bioclimatica y sostenible
casas pasivas, que es una casa pasiva, arquitectura bioclimatica y sostenible

Categoría: Tendencias, Arquitectura, Arquitectura residencial

08 /01/2016

Casas pasivas: ahorrar energía sin perder calidad de vida es posible


El coste de nuestra factura energética y el daño que eso conlleva al medio ambiente es cada vez más elevado. Por eso se hace necesaria la puesta en marcha de soluciones para poner freno a la situación y reducir nuestro consumo energético sin perder ni un ápice del confort y comodidad que queremos para nuestro hogar. Las denominadas casas pasivas cumplen estas dos funciones.

Pero, ¿qué son exactamente las casas pasivas? Son construcciones energéticamente eficientes gracias a una arquitectura sostenible que da como resultado un alto grado de bienestar y comodidad a la vivienda. Para ello se utilizan recursos de la arquitectura bioclimática junto a una eficiencia energética que está muy por encima de las construcciones de la arquitectura tradicional.   

El principal objetivo, por tanto, es que el consumo de energía sea muy bajo tanto en verano como en invierno, ya que el trabajo arquitectónico consigue dar una uniformidad de temperaturas en todas las estancias de la vivienda, lo que supone un ahorro de hasta el 90% respecto de los hogares comunes tanto en calefacción durante los meses más fríos como en refrigeración en la época estival.

 

Planificación y distribución como punto de partida

En la arquitectura residencial de las casas pasivas, tanto en su diseño exterior como en la arquitectura de interiores, hay que tener en cuenta cómo y hacia dónde se construye, ya que en este tipo de viviendas cada detalle cuenta. Por eso es necesario realizar un estudio previo del emplazamiento y la distribución que se llevará a cabo.

En este sentido se recomienda que las estancias de la casa en las que vayamos a pasar la mayor parte del tiempo estén situadas en el sur, mientras que otras partes de la vivienda como el baño o la cocina se ubiquen en el norte.

Otro aspecto a tener en cuenta en la orientación del edificio es el aprovechamiento de la luz natural, ya que eso nos permitirá ahorrar energía lumínica y nos proporcionará calor durante los días fríos.

 

Aislantes térmicos: para que todo quede en casa

Uno de los pilares básicos a la hora de llevar a cabo este proyecto de arquitectura es la capacidad de minimizar las pérdidas energéticas para poder sacar el máximo partido al ahorro de energía.

Esto se consigue con la utilización de materiales que funcionen como aislantes térmicos, como la fibra de madera, la celulosa o el algodón reciclado. Así se consigue reducir la salida o entrada de calor en función de la época del año en la que nos encontremos y nos ayuda a mantener el frío o calor que la propia vivienda genera.

La madera, como material de construcción, tiene una gran resistencia térmica gracias a su espesor y a sus propiedades, por lo que es muy recomendable que sea la gran protagonista en el desarrollo del trabajo arquitectónico.

 

Puertas y ventanas, el gran enemigo

Desde el punto de vista térmico, las puertas y ventanas son los elementos más débiles de la construcción ya que suponen un lugar por el que se escapa el calor y el frío, por eso es importante acertar en la elección y disposición de los materiales.

Vidrios con una buena resistencia térmica, puertas de madera de gran espesor o ventanas de madera laminada con triple acristalamiento, entre otros, son las soluciones para minimizar estas pérdidas y satisfacer las necesidades particulares en cada caso.

 

Casas pasivas para todos

Aunque es más sencillo realizar este tipo de edificios en casas de construcción nueva, se pueden llevar a cabo proyectos de rehabilitación para tratar de acondicionar una vivienda tradicional bajo las premisas anteriormente mencionadas.

Aunque hay que tener en cuenta factores que no se tienen en la obra nueva, se pueden sustituir o sumar materiales nuevos y aplicar diferentes estrategias con el objetivo de ir reduciendo el gasto energético, multiplicando a la vez el grado de confort en el interior de la vivienda.

Ya sea en proyectos de obra nueva o de rehabilitación, el equipo de sanahuja&partners, despacho de arquitectos en Castellón, Valencia e Ibiza, tiene en cuenta los estándares y principios básicos en la construcción de casas pasivas con el fin de proporcionar bienestar, salud y ahorro energético y mejorar tanto la economía familiar como la situación actual del medio ambiente.