infografia casas en pendiente
infografia casas en pendiente

Categoría: Tendencias, Arquitectura

10 /04/2016

Casas en pendiente. Cómo hacer que la orografía del terreno juegue a favor de un proyecto


“No house should ever be on a hill or on anything. It should be of the hill. Belonging to it. Hill and house should live together each the happier for the other”. Frank Lloyd Wright.

Decía Frank Lloyd, célebre arquitecto estadounidense que “ninguna casa debería nunca estar ‘en’ una colina o ‘en’ algo. Debería ser ‘de’ la colina”. Y es que, en la arquitectura orgánica que él defendía, un edificio debe entender el entorno y encajar en él, respetándolo y enriqueciéndolo, y nunca a la inversa. Por tanto, si lo que se quiere es construir un edificio o vivienda en una colina, pendiente o junto a un riachuelo, se debe respetar el flujo de las características orográficas del terreno, y nunca allanar la colina, eliminar la pendiente o desviar el riachuelo.

La arquitectura contemporánea, en línea con la defensa firme del entorno, sigue la corriente arquitectónica de Lloyd. Como en los sistemas estéticos orientales, tales como el Feng Shui, se aspira a que persona, hogar y entorno se intercomuniquen como un todo. Por ello, la construcción moderna se ciñe a las características del lugar, entiende las formas, los materiales, la luz, las pendientes y accidentes, como si el edificio construido hubiera estado allí desde siempre, como si siempre hubiera formado parte de la propia naturaleza.

En sanahuja&partners, estudio de arquitectura en Valencia, Castellón e Ibiza, somos arquitectos profesionales en la construcción de viviendas y edificios que se sirven de la orografía como elemento diferenciador y de valor de un proyecto, respeten el entorno y se integren de forma perfecta en el marco y el paisaje.

Para llevar a cabo proyectos exigentes en desniveles e incluso en la falda de una montaña, se deben seguir una serie de especificaciones, entre las que se halla es estudio del terreno o los sistemas constructivos y estructurales, que deberán respetar al máximo su enclave. La figura del arquitecto es clave a la hora de tener en cuenta todos ellos.

- Adaptar las casas a las pendientes del terreno

Existen estudios previos del terreno llevados a cabo por profesionales que determinan las características propias del suelo en el que se va a edificar. Es el caso de los estudios orográficos, como también de los levantamientos topográficos, representaciones gráficas del terreno que determinan las formas y detalles de un terreno. En este sentido, se detalla la nivelación, niveles y pendientes del terreno, así como el aspecto y orientación del mismo. Con estos estudios, se extrae en claro también la viabilidad del proyecto, de modo que se garantice la total seguridad del mismo.

- Conservar la vegetación autóctona de la zona

Respetar el entorno va directamente ligado a la conservación de la vegetación autóctona de la zona, procurando la mínima destrucción del hábitat natural. Adicionalmente, cabe determinar la existencia de ciertas especies protegidas en la zona, así como el impacto medioambiental que podría acarrear el proyecto y que debe ser parte del proceso de planificación.

- No modificar la geografía ni las corrientes de aguas.

- Seleccionar las mejores soluciones constructivas para adaptar la edificación al entorno.

El reto que supone para la arquitectura actual el hecho de la proliferación de casas en pendiente ha supuesto que se deban tener en cuenta la selección de las más óptimas soluciones constructivas para potenciar la edificación y adaptarla íntegramente al entorno. Si la arquitectura convencional trataría de solventar una disyuntiva orográfica adaptando el entorno a la planta tradicional de un edificio, hoy en día se optan por soluciones mucho menos agresivas, como el hecho de usar pilares para sortear el desnivel y conseguir una tradicional planta llana. Estructuras de acero que levitan, varios niveles escalonados apoyados en fundaciones de hormigón, o la no utilización de moldajes y residuos en exceso pueden suponer alternativas arquitectónicas perfectas para este tipo de construcciones en pendiente.

En sanahuja&partners, por ejemplo, adaptamos nuestro proyecto de vivienda unifamiliar Casa Torre Bellver 32 a la pendiente del terreno mediante la utilización de un estrato intermedio para apoyar la casa, creando un patio trasero encerrado por el muro de contención y la propia edificación. En los apartamentos Torremaría, por su parte, la construcción se planteó en tres niveles o cuerpos, integrándose volumétricamente de forma perfecta a la falda de una montaña.

 - Orientar convenientemente el proyecto, potenciando las vistas y salvaguardando al máximo de la arquitectura de las inclemencias meteorológicas.

La orientación de un proyecto es tan importante como el hecho de que la estructura quede resguardada al máximo del viento o del sol, así como en cuanto al aprovechamiento de la luz natural. Jugar con el terreno permite, además, potenciar las vistas, y crear una edificación integrada en el entorno con gran belleza.

- Dar una imagen al proyecto que le permita mimetizarse con el entorno, sin competir con él.

Porque una estructura no sólo debe integrarse en el medio en el que se ubica, sino también mimetizarse con él. En sanahuja&partners velamos por la creación de proyectos con alma y corazón que formen parte del paisaje mediterráneo, por lo que potenciamos las utilización de materiales autóctonos, propios de la zona en la que se ubican nuestros proyectos.

Casas en pendiente: todo un desafío que la arquitectura puede afrontar y resolver de maneras creativa y amigable con el entorno. 

casas en pendiente
casas en pendiente
arquitectura de casas en pendiente
arquitectura de casas en pendiente