Detalle de fachada
Detalle de fachada

Categoría: Arquitectura residencial, Arquitectura, Clásicos de la arquitectura

01 /01/1970

ALFONSO FUNGAIRIÑO. EDIFICIO TASA. Gandía (Valencia). 1936


ALFONSO FUNGAIRIÑO NEBOT.  EDIFICIO TASA.  Gandía (Valencia).  1936

 

Alfonso Fungairiño Nebot fue un arquitecto racionalista madrileño  que colaboró con el valenciano Javier Goerlich en diversos proyectos, entre otros el tristemente demolido Club Náutico en el Puerto  y llevó la dirección de obra de la facultad de Medicina en la actual Avenida de Blasco Ibañez.  Fué autor también de la Estaciones de ferrocarril del Norte en Madrid y Abando en Bilbao, así como del interesante Teatro Cine Aranda en Aranda de Duero (Burgos), primer edificio de hormigón armado construído en España.

 

Hoy queremos recordar el magnífico edificio racionalista proyectado y ejecutado por el arquitecto Alfonso Fungairiño Nebot, y que es uno de los iconos arquitectónicos de Gandía. Inicialmente proyectado para Ford, aunque posteriormente pasó a ser durante décadas la sede y talleres de FASA Renault para Gandía y comarca. El edificio también albergaba una gasolinera en su planta baja.

 

Este proyecto aparece firmado en Madrid en diciembre de 1935 y la tipografía empleada en el mismo era la empleada por el estudio de Gutiérrez Soto. El edificio consta de planta baja y 4 altas. En la planta baja se ubicaba la gasolinera y los talleres y en las 4 altas restantes amplias viviendas a la que se accede por 2 cajas de escaleras independientes. En la planta segunda comienza un retranqueo en la fachada que es utilizado como terraza al igual que ocurre en la planta cuarta. El lenguaje arquitectónico empleado en este edificio podríamos denominarlo racionalismo aerodinámico o estilo barco como era conocido en Valencia por la forma de sus balcones, líneas redondeadas en fachada, empleo de barandillas de tubo y empleo de ventanas de ojo de buey típicamente navales para dar solución de iluminación y ventilación a determinados huecos.

 

Obra cuya singularidad arrancaba de un programa consistente en viviendas, estación de servicio, talleres y oficinas para la Ford, de donde procedía su antigua denominación —edificio Ford—, de evidente resonancia moderna.   A pesar de algún anacronismo distributivo, conviene apreciar ciertos detalles interesantes en las plantas, entre ellos el grafiado de la iluminación para cada estancia o las superficies en cuarto de círculo destinadas a caja de escalera con baño anexo. Una estructura metálica salva las grandes luces del edificio que tiene muro de carga perimetral, presentando uralita en la cubierta de la nave interior.

 

Un potente chaflán y el juego volumétrico del conjunto con cuerpos emergentes a modo de chimeneas, así como un dinámico contraste de curvas y contracurvas, forman parte de los recursos compositivos que, remitiendo al expresionismo centroeuropeo, recrean un lenguaje náutico, sin duda aquí subrayado por las barandillas y óculos que, por cierto, modifican ligeramente el proyecto original.

 

Fuentes: Fundación Goerlich,  Arquitectura moderna y contemporánea de la C.V. (COACV)

Vista de la esquina Sur
Vista de la esquina Sur
Fachada lateral
Fachada lateral
Detalle de fachada
Detalle de fachada
Esquina Norte
Esquina Norte
Vista equina Norte
Vista equina Norte
Vista general
Vista general
Cine en Aranda de Duero
Cine en Aranda de Duero
Club Náutico de Valencia, con Javier Goerlich.
Club Náutico de Valencia, con Javier Goerlich.